Lo Último

¿Qué te ha parecido?

martes, 11 de marzo de 2014

El cofrade de Cuaresma (11/03/2014)

Los cofrades esperamos este tiempo litúrgico con una intensidad propia de cualquier hermano que se sienta comprometido con su hermandad. El hermano mayor mima con especial atención a sus hermanos, los miembros de junta trabajan  para que todo esté listo el día de salida, y el prioste demuestra su creatividad y buen hacer en sus funciones.  Podría seguir con músicos, costaleros, etc. ya que todo aquél que forma parte del cortejo debe  estar formado espiritualmente y conocer las reglas de su hermandad para realizar estación de penitencia, pero desgraciadamente en Granada no todo es así.

En nuestra ciudad el “cofrade de Cuaresma” aparece  a cuarenta días del Domingo de Ramos,  no sabemos dónde se encuentra el resto del año y porqué simpatiza  a menudo con los llamados “sacapasos”, término que rechazo por englobar al costalero cofrade y creyente, libre de realizar estación de penitencia con distintas hermandades  y  que defiendo incondicionalmente. Pero sigamos hablando de estos personajes  fácilmente de reconocer.  Al “cofrade de Cuaresma” se le distingue por la emotividad en sus abrazos con hermanos que no recuerda su nombre, también por esa opinión tan acertada en asuntos de los que no tiene ni idea, o por creerse el protagonista del grupo en el que se encuentra, pensaréis que no es vuestro caso, lo que refuerza mi crítica. En el caso del “sacapasos”  su estética lo anuncia. Esta especie adultera la ropa del costalero, costal extravagante  y camiseta de culturista será su equipación,  la cabeza bien alzada buscando el horizonte más allá de la visera de su costal, demostrando grandes habilidades para cruzar la multitud y llegar hasta su relevo.

A pesar de ello, la Semana Santa granadina avanza extraordinariamente en las últimas décadas, no sería justo pensar que todo gira alrededor del mundo costalero. Cierto que ejerce gran influencia en esta celebración, motivo por el que la educación cofrade en las hermandades debe de ser impartida, y más aún, impartida por gente contrastada en el mundo cofrade.

Suscríbete