Lo Último

¿Qué te ha parecido?

martes, 4 de marzo de 2014

El día que María rezó por Granada 2/2 (22/12/2013)

Por fin a las cinco y media de la tarde la cruz de guía de la hermandad de la Alhambra se planta en las calles de Granada. Una inmensa ovación se escucha en el interior de la catedral, mientras el martillo de Ntra. Madre y Señora de la Consolación reclama a sus costaleros.

En la jornada de todo lo extraordinario se interpreta “Consolatrix Aflictorum”  de Juan Antonio Barros Jódar para inaugurar la magna mariana de Granada, y con paso valiente, sobrio y austero esta imagen cruza la multitud respetuosa. Dos años habían pasado desde que sentía su grandeza en mi cerviz, de recoger la devoción que derrama María en cada levantá, incluso, la solidaridad de mis compañeros en los momentos complicados. Dos años es mucho tiempo para el creyente que reza debajo de los pasos.

Lleno de alegría el momento se acercaba, nuestra Patrona espera en las puertas de su Basílica mientras el himno de los granadinos suena de fondo, cuadro acústico y pictórico que perdurará en la memoria de los granadinos.

“la Virgen de las Angustias,
la que vive en la Carrera”

Otros momentos que recordaré son el paso de  María Stma. de la Merced a los sones de “Valle de Sevilla” interpretada por la BSM Ogíjares, o escuchar “Mi Amargura” por el Carmen de Salteras. También “Margot” con la Banda del Maestro Dueñas fue un momento entrañable tras María Stma. De la Misericordia. Podría seguir, pero creo que se ha entendido.

Sería egoísta decir que todo fue maravilloso. El tiempo castigó al cofrade, la lluvia y el frio se hicieron notar, el cambio de fecha y su temprana celebración claramente no favoreció a nadie, incluso me atrevo a decir que en Córdoba o Jaén hubo más desplazamientos desde toda Andalucía. Sin embargo, el cofrade granadino ha grabado en la memoria su particular momento extraordinario, que sólo olvidará cuando el Señor lo llame a su gloria.

Suscríbete